Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

X Encuentro Nacional de Seminaristas

Mandato Misionero del X Encuentro Nacional Misionero de Seminaristas
 


 
¡Ay de mí si no evangelizo! (1 Cor. 9,16)
Del 27 al 30 de octubre en el Seminario Diocesano Santo Tomás de Aquino de Santa Rosa de Osos, Antioquia, se llevó a cabo el X Encuentro Nacional Misionero de Seminaristas con el lema “Colombia en misión, el Evangelio es alegría” con la participación de 140 seminaristas de 40 seminarios del País, hemos compartido la urgencia de comprender la naturaleza de la misión y su importancia en la formación inicial de los Seminarios Mayores de Colombia.
Monseñor Mario Álvarez Gómez, obispo de la diócesis de Istmina-Tadó, expuso el tema “permanecer en Cristo para dar frutos misioneros”, tocando uno de los puntos centrales de la Nueva Ratio Fundamentalis como es el pasar tiempo con Jesús para cambiar la manera de pensar y hacernos discípulos de Él. También iluminó sobre el caminar misionero de la Iglesia desde la persona de Jesús, pasando por los grandes santos misioneros hasta llegar al compromiso misionero que nos corresponde actualmente.
Monseñor Jorge Alberto Ossa Soto, Obispo de la diócesis de Santa Rosa de Osos, insistió en que todo camino discipular trae consigo el consecuente compromiso misionero. Además destacó la importancia que tiene la formación inicial para impregnarla de espíritu misionero. Concluyó su intervención con los testimonios de seminaristas que envió a experiencia pastoral de misión ad gentes en Kenia, África, manifestando que este tipo de experiencias abren la mente y el corazón de los llamados por Jesús a servir en su Iglesia.
En la tarde se hizo un taller con el fin de ubicar la dimensión misionera en el proceso formativo a la luz de la nueva Ratio Fundamentalis. Nos inquieta que actualmente no se ve fuertemente consolidada la espiritualidad misionera, principio unificador del proceso formativo. Se resaltó el hecho de que la formación misionera debe ser progresiva, integral y permanente.
Monseñor Edgar Hernando Tirado Mazo, Obispo Emérito del Vicariato Apostólico de Tierradentro, enriqueció este encuentro a partir de su ponencia sobre la espiritualidad misionera del presbítero en la que subrayó sus cuatro características esenciales:
1. Abandonar nuestras seguridades personales para permitir que se dé la unión con Cristo.
2. Invitados por Jesús para estar con Él.
3. Dejarse guiar por el Espíritu Santo.
4. Amor y solidaridad por la Iglesia.
Todo esto se traduce en impulso misionero. En sintonía con lo que el Señor nos ha regalado en este X Encuentro Nacional Misionero de Seminaristas, sentimos como mandato misionero asumir lo siguientes compromisos:
1. Impregnar los Seminarios y Casas de Formación del espíritu misionero.
2. No tener miedo a abrirnos a los nuevos retos y realidades misioneras de nuestras Iglesias particulares y de la Iglesia universal.
3. Que todos los Seminarios y Casas de Formación tengan una sólida formación misionera que incluya la cátedra de Misionología pedida por la nueva Ratio Fundamentalis en su numeral 171.
4. Asumir el envío misionero ad gentes ad extra como la mejor inversión de fe incluso desde el punto de vista vocacional y apostólico.
5. Compartir lo vivido en este encuentro con los señores obispos, rectores y demás integrantes de los Seminarios y Casas de Formación.
6. Que todos los Seminarios y Casas de Formación tengan su “centro misional” o su grupo misionero que sea como llama que caldea de fuego misionero toda la experiencia formativa del Seminario.
7. Cada uno de los participantes de este encuentro nos comprometemos a estar disponibles para servir donde la Iglesia nos envíe o nos necesite, en cualquier lugar de nuestras Iglesias particulares o en otros lugares del mundo.
8. Invitar para los próximos encuentros también a los formadores que deseen participar acompañando a sus seminaristas.
9. Promover la conciencia misionera de modo especial con la preparación y celebración del Mes Misionero Extraordinario de octubre de 2019, que impulse el compromiso misionero Ad gentes
10. Estar en sintonía con el pedido del Santo Padre de apoyar la evangelización de la Amazonía, en línea con el Sínodo extraordinario convocado para ello.
11. Promover la presencia de todos los seminarios en el próximo encuentro.